Estaba pendiente la segunda parte de este post en que les cuento las dificultades internas con las que me he enfrentado siendo independiente. Si se perdieron la anterior, pueden verla ACÁ.

Sé que puede sonar un poco extraño pero me alegró saber que somos varios los que compartimos estos sentimientos, sobre todo porque es una oportunidad para conversar y crear redes se apoyo.

Así que veamos si coincidimos con los temas que les traigo hoy….

.

Soledad

Este ítem es relativo porque dependerá si tu emprendimiento o proyecto es una creación en solitario o con uno o más socios. En mi caso es la primera alternativa.

Por lo mimo, la soledad es un súper tema, porque te despiertas y el único compañero de trabajo eres tu mismo.

Yo soy hija única, por lo tanto he aprendido a disfrutar la soledad, no es algo que me moleste o complique. Sin embargo, con el pasar del tiempo, me he dado cuenta que es bastante difícil llevar a cabo un proyecto sin rodearte de más personas. Y no me refiero a que debes buscar un socio, sino a compartir, conversar, colaborar con otros.

La soledad es peligrosa porque no nos permite tener un punto de comparación, una mirada externa –y ojalá objetiva- de las cosas. Nos hace encerrarnos más y más y finalmente darnos vueltas en lo mismo. Por lo menos eso sentí que me pasó a mi.

Cuando emprendemos es súper importante nutrirnos, y para eso hay que salir al mundo.

Por eso, si puedes costearlo, un co-work u oficina compartida puede ser una excelente forma de estar rodeada de otras caras, proyectos, miradas, opiniones o ideas. Si no, una salida a tomar un café, una junta con amigos, una reunión porque sí, estará perfecto. Intenta hacerlo seguido, o tal vez, incluirlo dentro de tus tareas semanales.

.

Dinero

Extrañamente, cuando he hablado con otros independientes o emprendedores, el tema del dinero no es la prioridad. Siempre surgen otras cosas antes, como las que hemos estado hablando hasta ahora.

E igual es raro, porque el ítem plata es bastante objetivo y necesario, pero reconozco que me gusta que no sea EL gran tema.

En fin, yo ya les he contado en otras oportunidades que en mi caso preparé un colchoncito financiero para la independencia. De esta manera, si no encontraba una fuente de ingreso rápida, tenía donde recurrir.

Y la verdad es que se los aconsejo. Si tienen la posibilidad de organizar todo con tiempo, calculen cuánto necesitan para vivir mensualmente y así ahorrar para tener suficiente dinero esos meses iniciales. Estarán más tranquilos y podrán enfocar sus esfuerzos en su proyecto y no en los nervios o ansiedad de no tener cómo pagar las cuentas.

Otro tema importante es la organización de las finanzas. Por lo general, cuando trabajamos como independientes no recibimos un sueldo igual cada mes. Por eso hay que ser precavido, sobre todo para esas temporadas en que la cosa anda más lenta, por ejemplo enero y febrero. Siempre ahorra un poco, mes a mes, para que así puedas cubrir esos periodos más flacos.

.

Cansancio

Por último, quisiera referirme a un ítem no menor: el cansancio. Trabajar de forma independiente te mantendrá alerta y conectado 24/7. Yo aún no conozco a nadie que haya podido hacer esa separación entre tiempo de trabajo, tiempo de descanso. Así que si hay alguien por acá que lo consiguió, porfa, que nos cuente cómo lo hizo.

Cuando quieres sacar tu proyecto adelante probablemente dormirás, comerás y respirarás pensando en él, básicamente porque tú te convertiste en tu proyecto.

En mi caso me ha costado mucho tomar pausas, días libres o incluso vacaciones. Son tantas cosas las que dependen de mi (básicamente todo), que si dejo tiempo para el ocio me siento culpable ¬¬

Emprender es cansador, es un pack, no se venden por separado. Pero también es un cansancio rico, porque sabes que ese sacrificio es en pro de un sueño, y cuando las cosas comienza a resultar te sientes bien, conforme, feliz y satisfecho.

Mi consejo es que trates de tomarte tiempos de desconexión, que los fines de semana sean para estar en familia, que practiques algún deporte, medites, saques a pasear a tu perro, lo que sea. Emprender y ser independiente debe ser una oportunidad para disfrutar haciendo lo que quieres, así que no lo transformes en una carga, en stress o incluso una enfermedad.

.

Conclusiones personales que quisiera compartir

Pensando en todo lo que aquí les he dicho, quiero dejar súper claro que cada decisión que tomamos en la vida tiene su parte agradable/desagradable, blanca/negra, buena/mala, feliz/infeliz, etc.

Las decisiones significan que optamos por una cosa por sobre otra, siempre esperando que lo que hayamos elegido sea lo mejor. ¿Pero qué pasa cuando no nos atrevemos a hacer esa elección? ¿Cuándo preferimos quedarnos en nuestra zona de confort, esperando que algo pase? Nada, no pasa nada.

Por lo mismo, si quieres que pasen cosas, seguir tus sueños, darle con una idea, tienes que atreverte y tomar esa decisión. Si no resultó, no resultó. Pero no te vas a quedar toda tu vida preguntándote “¿Qué hubiese pasado si?”.

Las experiencias, aunque no hayan sido como esperábamos, siempre serán positivas porque –por último- sabremos qué NO queremos, qué NO debemos hacer, etc.

Por eso, si estás pensando en iniciar un proyecto, hazlo. Intenta cubrir todos los ítems que te generan nervios como el dinero, el manejo de los tiempos, etc. Yo soy una persona a la que le gusta tener todo bajo control, y cuando sentí que ya había ciertas variables cubiertas, me lancé. ¡Tu también puedes hacerlo!

Nunca será el momento perfecto. Nunca. Pero eso es bueno, porque entonces quiere decir que siempre será el momento perfecto.

Espero que me experiencia les haya servido de algo… ¡cuéntenme en los comentarios :)!

Un abrazo grande!!

Cony

La Vida en Craft

La Vida en Craft

Soy Constanza, y creé este blog con las ganas de compartir mis ideas con el resto de quienes aman el DIY y la decoración tanto como yo. Disfruto del diseño, la comida, de los perros y caminar. Ah, también soy periodista. Si quieres saber más de mí­ o de La Vida en Craft escrí­beme a lavidaencraft@gmail.com

7 septiembre, 2017

POST RELACIONADOS

8 Comentarios

  1. Responder

    Viviana

    5 septiembre, 2017

    Que difícil es emprender! Al leer esto y al pensar por el proceso por el que estoy pasando pienso eso, sobretodo cuando decides emprender en algo relacionado a la cocina, en mi caso hago cosas a pedido de pastelería, estudie gastronomía y no encontré un trabajo bueno donde el sueldo no sea casi el mínimo o donde el lugar de trabajo no me tome más de dos horas de viaje.
    Ha sido difícil para mi el tema de la soledad, trabajo sola y en un momento me ensimisme tanto que hasta mi forma de ser cambié, el tema es que es tan difícil a veces coordinar cuando eres mas grande con tus amigos porque no quieren o porque no pueden, generalmente la primera nunca la dicen no sé porque.
    En el tiempo que llevo he aprendido que salir adelante, tener tus lucas para emprender es complejo y hay que tener harta personalidad para ofrecer tu trabajo; que sin duda el pilar fundamental es la familia porque son los que te apoyan y los que muchas veces te ayudan; que también es más difícil hacer amistades o mantenerlas en el tiempo cuando trabajas desde tu casa; que hay que saber ser planificado para lograr todo lo que quieres en un día o en una semana, y que tu peor enemigo es procastinar, porque es lo que está mas presente en el día.
    Me gustó mucho este post, perdón por extenderme tanto, saludos!!!

    • La Vida en Craft
      Responder

      La Vida en Craft

      5 septiembre, 2017

      Hola Viviana! Gracias por tu comentario. Tienes mucha razón en lo que dices, sobre todo con lo de la soledad y la procastinación! Lo importante es ser consciente de eso y buscar los métodos que mejor nos sirvan para que no se convierta en algo de cada día. Un abrazo y muchísimo éxito con tu emprendimiento.

      Cony

  2. Responder

    Kintu_

    5 septiembre, 2017

    Hola cony !! 100% identificada, llevo varios años en esto, con un proyecto que me apasiona por sobretodo en mi vida, hay veces que conversando con amigos (que a veces no comprenden el amor que siento por lo que hago) que me dan ganas de que sientan en carne propia la satisfacción que esto trae, y es ahí cuando a veces siento la soledad… De que no comprendan de que hablo.. Y con respecto al cansancio vivo todos los días cansada por no limitarme como tú dices, no me resulta!!! Termino full igual, con unas ojeras que te encargo… Pero vale la pena 🙂 un abrazo enorme y te invito a conocer un poco de mi proyecto en http://www.instagram.com/kintu_

    • La Vida en Craft
      Responder

      La Vida en Craft

      5 septiembre, 2017

      Hola!! gracias por tu comentario. Parece que con el cansancio no hay mucho qué hacer, que terrible! A organizarse mejor y a obligarse a darse tiempos de desconexión, no queda otra. Un abrazo!!

  3. Responder

    Karina

    5 septiembre, 2017

    Siiiii todo el rato la soledad tiene su genial pro pero su complicado contra…. definitivamente hay personas que ya no veo, por decisión propia, porque si hay personas que no suman en tu vida entonces no hay que dejar que resten…. Así que es mejor dejarlas partir y coordinarse con personas que están en las mismas.. aunque cuesta encontrar… yo estoy en ese proceso.. tratando de unir fuerzas para no bajar los brazos, conversando con personas… integrarse al “medio emorendedor”. … porque el que no emprende no sabe de lo que estamos hablando… no conoce el gusto de trabajar haciendo lo que amas, porque por más cansada que uno este y por más roles que una cumple en el trabajo, una se levanta y se acuesta pensando en que hizo de su pasión su trabajo. Y al principio cuesta separar las aguas pero después se va dejando tiempo “libre” para hacer otras cosas… Igual trabajar desde casa, literalmente desde casa es algo que no todo el mundo puede hacer, hay muchas tentaciones y distractores que pueden favorecer a desenfocarse del objetivo del día…. Es sólo fuerza mental y ser metódica, ordenada y tener una rutina.

    • La Vida en Craft
      Responder

      La Vida en Craft

      6 septiembre, 2017

      Es verdad, yo también creo que es súper positivo rodearse de otros emprendedores porque existe más empatía. Aunque siempre es importante hablar con los amigos y la familia para que entiendan los procesos que uno va pasando y estén cerquita apoyando!

      Un abrazo Karina y mucho éxito!

  4. Responder

    Cami

    5 septiembre, 2017

    Lei los dos recien (I y II) y me siento MUY identificada con todo…
    Lo mejor es atreverse y si las cosas salen mal siempre podemos recurrir a un plan B (o Z si es necesario)
    Me gustaria aportar que en este camino es demasiado necesario estar rodeados de gente buena, que apañe, que escuche y seque lagrimas mientras te toma de la mano y te ayuda a ponerte en pie…xq es dificil no tener tropiezos y es mas dificil pararse sola a veces <3

    Un beso!

    • La Vida en Craft
      Responder

      La Vida en Craft

      6 septiembre, 2017

      Toda la razón Cami! Un abrazo y vamos que se puede!!!

DEJA UN COMENTARIO