Hacía rato que tenía ganas de conocer Boa Restoran, los seguía en Instagram y cada vez que subían una foto de sus platos o del local se me hacía agua la boca y los ojos.

Así que cuando la Jime me propuso que almorzáramos ahí empecé a contar los días con calendario (sí, soy un poco ansiosa). 

Boa está ubicado en Tajamar 287, Las Condes, justo al frente del Costanera Center.

La entrada es pequeña, pero la reconocerán no sólo por su gran letrero sino por sus puertas de colores, un pattern o diseño que se repetirá luego en los individuales, cajas y vasos para el café.

Subiendo las escaleras se encuentra un espacio abierto, muy luminoso, parecido a un invernadero por su techo alto y transparente y sus plantas frondosas. El estilo tiene algo de industrial, pero a la vez se siente muy acogedor.
El restorant está a cargo de Francisca y Felipe Dibán, hermanos que decidieron abrir este espacio hace algunos meses como una alternativa de comida saludable, en un lugar agradable y moderno. Su carta va cambiando cada temporada, y todos los días -además- ofrecen un menú diferente.

Felipe me contó que ponen especial atención a los ingredientes, en que sean frescos, de calidad y así vayan alineados con esta idea de comida sana y nutritiva. Por lo mismo, tienen también alternativas veganas y vegetarianas.
Con la Jime decidimos pedir algo de la carta.

En su caso escogió la Pesca del Día (CLP $6.900), pescado del día a la plancha con guiso de mini lentejas en curry, castañas de cajú tostadas y mini ensalada de hojas frescas. Para tomar, un agua de coco (CLP $2.900).

Por mi parte, opté por la Polenta (CLP $6.500), que consistía en polenta cremosa, ratatouille, tomate cherry y huevo de campo a baja temperatura. Además pedí un jugo cítrico de naranja, limón, jengibre y syrup casero de piña (CLP $2.600)

La atención fue súper cordial. Se preocuparon en cada momento de saber cómo estaba todo, si necesitábamos algo más o si nos había gustado la comida.

Personalmente encontré mi plato muy rico. Yo no había probado nunca la polenta y me gustó mucho, tenía una textura cremosa que se mezclaba muy bien con las verduras y la suavidad del huevo.

Lo mismo con el jugo, ¡estaba realmente bueno!

Respecto a la Jime, también celebró su plato. El único “pero” es que ambas sentimos que le faltó un poco de sal a las preparaciones (ojo que yo soy súper salada). Pero nada terrible y que no se pueda solucionar en el minuto.

Para finalizar estábamos entre un postre o un café. Felipe nos ofreció la posibilidad de probar 4 tipos de latte, en una especie de cata. 

Ya, y aquí me quiero detener, porque el latte de Boa no es el café con leche y chaito. No señor. Ellos ofrecen una experiencia diferente, con sabores poco usuales y que jamás pensarías mezclar en una taza.

Fue así como probamos latte de zapallo, de cúrcuma con pimienta, de betarraga y de matcha. Ahí quedaron.

Todas las opciones súper ricas, aunque por votación unánime entre la Jime y yo, nos quedamos con el de zapallo y cúrcuma. Ex-qui-si-tos. Si van, denle una probadita ;).

Así que eso chiquillos. ¿Recomiendo Boa? Claro que sí. Tienen una propuesta diferente, con comida saludable y rica en un lugar hermoso. Yo aún estoy alucinando con el diseño y la decoración.

Boa está abierto de lunes a viernes de 8.30 a 5.00 hrs., en Tajamar 287, Las Condes. Recuerden que los pueden seguir en Instagram y visitar su web.

¿Y ustedes, conocían este lugar? ¿Les tincó?

Cuéntenme en los comentarios!!

Un abrazo,

Cony

La Vida en Craft

La Vida en Craft

Soy Constanza, y creé este blog con las ganas de compartir mis ideas con el resto de quienes aman el DIY y la decoración tanto como yo. Disfruto del diseño, la comida, de los perros y caminar. Ah, también soy periodista. Si quieres saber más de mí­ o de La Vida en Craft escrí­beme a lavidaencraft@gmail.com

POST RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO